• Amapola de California, relajante

    Amapola de california

    Nombre científico: Eschscholzia californica.

    Facilita el sueño natural y reparador

    También conocida como dedal de oro, es originaria de california, donde fue usada tradicionalmente por los indios norteamericanos como analgésica y sedante, aplicaciones que se hicieron populares entre la población rural de California. Se introdujo en Europa a lo largo del siglo XIX como planta ornamental.

    Amapola de california

    Cuándo tomarla

    La Amapola de California ejerce un marcado efecto hipnótico y sedante que induce al sueño, disminuyendo el tiempo de conciliación de éste, calmando la agitación que precede en algunos casos al sueño y mejorando la calidad del mismo. Es un buen remedio para el insomnio inicial, sin embargo, no es tan eficaz para los despertares nocturnos. No produce dependencia y facilita un buen despertar.

    También es un buen ansiolítico que combate el estrés, la ansiedad, los trastornos debidos a un exceso de emotividad y permite reducir, tanto en los adultos como en los niños, los estados neurotónicos que se manifiestan con nerviosismo e irritación. Esta planta también tiene cierto efecto antidepresivo y, gracias a sus propiedades antiespasmódicas, se indica para atenuar los dolores o los calambres que acompañan a los trastornos del sueño. Por último, alivia los picores de la urticaria por su efecto sedante.

    Presentación

    Lo más habitual es encontrarla en forma de cápsulas con el polvo micronizado de las sumidades aéreas de la planta o el extracto seco. La dosis diaria recomendada en adultos es de 1 a 2 cápsulas (depende del fabricante) tres veces al día. Las cápsulas se han de tomar con un vaso de agua y la última dosis es mejor tomarla media hora antes de acostarse.

    Remedios

    Sola:

    • Lo más seguro y cómodo es tomarla en cápsulas ya dosificadas, aunque la infusión también es eficaz para aliviar los espasmos gastrointestinales asociados a situaciones de tensión nerviosa.

    Combinada: 

    • Infusión para dormir: se mezclan, a partes iguales, amapolas de California, pasiflora y melisa. Para prepararla, se hierve una cucharada de la mezcla en una taza de agua y se deja reposar. Se toma caliente, antes de dormir.
    • Infusión para el picor: se pone en una taza una cucharadita de postre de amapola de California y otra de menta. Se añade agua hirviendo y se deja reposar 10 minutos. Se aplica tibia en la piel con un algodón.

    Precauciones

    No debe usarse durante el embarazo, la lactancia ni en caso de glaucoma, ya que podría aumentar la presión intraocular.

    Se ha de tomar con precaución si se va a conducir porque puede provocar somnolencia y no se debe administrar junto con otros fármacos sedantes, ya que podría potenciar la relajación.

    Descripción

    Planta herbácea perenne y anual. De su tallo nacen las hojas, casi filiformes, y sus grandes flores con aspecto de copa, que se cierran de noche y si no hace sol. Su color va del amarillo al rojo, según la variedad.

    Dónde crece la Amapola de California

    Se trata de una planta originaria de los suelos secos y arenosos de California, aunque ha conseguido adaptarse a los suelos europeos, donde se cultiva para su posterior utilización tanto ornamental como medicinal.

    Recolección

    La parte de la planta que se utiliza es la parte aérea, que se recoge durante la floración.

    Composición

    En la composición de la amapola de California destaca la presencia de alcaloides, flavonoides, heterósidos cianogenéticos y carotenos.

    Categories: Tranquilizantes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *