• Arnica

    Arnica

    Nombre científico: Arnica montana

    Con una contusión la piel no se lesiona hasta romperse como sucede en las heridas, pero sí lo hacen los tejidos subyacentes. Produce dolor, hinchazón y la zona afectada adquiere un color oscuro que con el paso de las horas se vuelve morado. Las contusiones no tienen mayor importancia siempre que el golpe no haya sido muy violento. En los viajes, y sobre todo con los más pequeños de la casa, siempre se producen golpes o contusiones inesperadas que provocan dolor y la aparición de un moratón. Es en estos casos cuando conviene echar mano del árnica, cuya rápida aplicación alivia enseguida.

    Arnica

    ¿Por qué va bien?

    Por vía externa el árnica se recomienda en caso de inflamaciones locales producidas a consecuencia de una contusión. En estas situaciones actúa disminuyendo los moratones y coágulos sanguíneos que se acumulan bajo la piel. Eso sí, debe aplicarse en la zona dañada lo antes posible y siempre en dosis diluidas y con cuidado en personas de piel sensible, ya que puede ser irritante y producir reacciones alérgicas. No debe aplicarse nunca sobre heridas abiertas y su uso prolongado puede causar escozor y úlceras en la piel.

    ¿Tiene otros usos?

    Además de ser efectiva en caso de golpes, el árnica es útil en desgarros y congelaciones, así como en las inflamaciones causadas por cualquier tipo de reumatismo. Se recomienda sólo el uso externo.

    ¿Cómo se utiliza el Arnica?

    El árnica se presenta en forma pulverizada, tintura y aceite de árnica, los cuales se usan para elaborar ungüentos, cataplasmas o pomadas, que se aplican en la zona donde se ha recibido el golpe tres veces al día. También se puede encontrar en extracto fluido y la planta seca y triturada lista para elaborar infusiones. De hecho, podemos preparar un remedio efectivo para el que tan solo necesitas unas cucharadas soperas de la planta fresca o seca de árnica que macerarás en aceite de oliva durante dos o tres semanas. Después, con la ayuda de una bolsa de gelatina, la filtras y la guardas dentro de una botella de vidrio traslúcido. Con este preparado puedes masajearte suavemente dos o tres veces al día la zona afectada. Es ideal para reducir el dolor y la hinchazón provocada por el golpe.

    Ten en cuenta estos consejos para viajeros:

    • Tras un golpe también es importante aplicar frío localmente mediante compresas con agua fría, bolsas de hielo o cubitos.
    • No se puede usar directamente el hielo sobre la piel ni se debe aplicar durante un tiempo prolongado porque puede producir quemaduras por el frío.
    • Además, mantener la zona lesionada en reposos es importante, así como la administración de una pomada o gel antiinflamatorio. Las contusiones muy severas o múltiples deben ser valoradas por un médico.

     

    Categories: Contusiones y Moretones

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *