• Jengibre

    jengibre

    Nombre científico: Zingiber officinale

    El Jengibre (Zingiber officinale) es ideal para el mareo. El mareo se caracteriza por un sentido de inestabilidad. Existen fundamentalmente 2 tipos de mareos: los que son el resultado de problemas corporales y los que se producen como consecuencia del movimiento (viajes, movimientos bruscos, ciertas formas de entretenimiento, etc). En estos últimos el Jengibre es un buen aliado.

    jengibre

    ¿Por qué va bien el jengibre?

    Entre sus numerosas virtudes, los herbolarios recomiendan el jengibre como solución natural para combatir los estados de mareo, los vértigos y la sensación de desequilibrio. También se aconseja a las embarazadas para aliviar los mareos y náuseas propias de los primeros meses de gestación.

    ¿Tiene otros usos?

    El Jengibre es un estimulante de la digestión, que aumenta la salivación, y predispone al organismo para la aceptación de alimento. Abre el apetito, sobre todo tras haber pasado por una enfermedad o indisposición digestiva, alivia los espasmos gastrointestinales y previene los gases y las flatulencias, muy frecuentes también en el embarazo. El Jengibre se indica, por otro lado, en afecciones respiratorias, como procesos, como procesos gripales, bronquitis y faringitis.

    ¿Cómo se toma el Jengibre?

    Para aliviar el mareo, sobre todo al viajar, sin duda el mejor remedio consiste en tomar Jengibre en cápsulas, 1 o 2 cada 4 horas, comenzando media hora antes de iniciar el viaje y continuado durante todo el recorrido. Si te olvidas de tomar Jengibre de antemano, empieza al notar los primeros síntomas. Otra solución, siempre que estés en condiciones de preparar una tisana, consiste en hervir una taza de agua y retirarla del fuego. Después, se agregan 2 cucharaditas de postre de raíz pulverizada o rallada de jengibre, se deja reposar durante 10 minutos y se filtra.

    Consejos para viajeros propensos a mareos:

    • Ir fijándose en las cosas por el parabrisas delantero, no por las ventanillas laterales del coche.
    • Mantenerse entretenidos cantando, hablando… pero sobre todo evitar leer mientras el vehículo está en movimiento.
    • Procurar que en el coche se respire un buen ambiente, por lo que es básico que esté aireado y no fumar durante el trayecto. La temperatura ideal es de 20 a 22 ºC y se aconsejan los parasoles en las ventanillas.
    • Hacer una parada cada 2 horas.
    • Evitar sobrecargar el estómago antes de salir. Es preferible comer alimentos secos y ricos en hidratos de carbono y no tomar bebidas gaseosas ni leche. Durante el viaje, se pueden tomar de vez en cuando galletas, chicles o caramelos.
    • En barco, procurar permanecer lo más cerca posible del centro de gravedad del mismo, evitando la cubierta, ya que la visión del mar ondeándose puede provocar mareos.
    • En avión, es mejor viajar en las butacas situadas en las alas ya que se notan menos los movimientos.
    • Como medida preventiva en lugar de ñas pastillas o chicles para el mareo, podemos recurrir a una infusión de manzanilla (2 tacitas al día tras la comida).

    Categories: Mareo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *