• Lavanda

    Lavanda - Lavandula angustifolia

    Nombre científico: Lavandula angustifolia.

    Su aroma inconfundible ayuda a conciliar el sueño

    Durante el Imperio romano, los ciudadanos distinguidos, añadían lavanda al agua de sus baños y solían llevar un ramillete entre las ropas para ahuyentar los insectos y emanar un suave y delicado aroma. No en vano, es una de las plantas medicinales más usadas en cosmética y aromaterapia, además de planta medicinal. Perfuma el ambiente y ahuyenta las polillas, y las bolsitas de tela rellenas con sus flores secas, solas o junto con otras hierbas aromáticas, refrescan y aromatizan los armarios.

    Lavanda - Lavandula angustifolia

    Cuándo tomarla?

    Gracias a su capacidad sedante y equilibradora del sistema nervioso central, disminuye la ansiedad, la irritabilidad nerviosa y el estrés. Es un remedio eficaz para tratar el insomnio porque promueve la conciliación del sueño, disminuye la actividad motora y alarga la duración del mismo, con lo que se consigue un descanso natural y reparador.

    Además, es digestiva, carminativa y antiespasmódica, por lo que va muy bien para facilitar y mejorar las digestiones pesadas y para eliminar los molestos gases intestinales que muchos suelen sufrir.

    Por otro lado, el aceite esencial aplicado externamente es un remedio muy efectivo para relajar los músculos y calmar los dolores reumáticos, tanto articulares como musculares. También es antiséptico y cicatrizante, por lo que ayuda a curar heridas infectadas y quemaduras, y a mitigar las molestias de las picaduras de los insectos.

    Presentación

    Es tan frecuente encontrar las flores secas y troceadas listas para elaborar infusiones (1 cucharadita de postre por taza de agua cada 8 horas) como el aceite esencial (1-4 gotas, cada 8 horas). Además, se puede encontrar en combinación con otras plantas sedantes o digestivas, ambas preparadas para elaborar infusiones.

    Remedios

    Sola

    • Infusión relajante y digestiva: se prepara con una cucharadita de postre en una taza a la que se le añade agua en ebullición. Después de 10 minutos se cuela y se toma tras las comidas. Además, no hay nada más agradable para relajar el cuerpo y mente, que tomar un baño preparado con la infusión o unas gotas del aceite esencial.

    Combinada

    • Infusión para calmar los nervios: da buenos resultados la tisana elaborada con la mezcla, a partes iguales, de lavanda y otras plantas tranquilizantes como la tila o la pasiflora, 3 tazas al día. Si, en cambio, se combina con plantas como la manzanilla, el poleo y el anís, y se toma tras las comidas, mejorará mucho la digestión.

    Precauciones

    Su uso está contraindicado en embarazo, lactancia, gastritis y úlcera gastroduodenal. En cuanto al aceite esencial, se ha de usar con precaución en niños pequeños y no se recomienda su uso durante períodos prolongados de tiempo o a dosis más altas de las recomendadas debido a su posible neurotoxicidad.

    Descripción

    Es un arbusto que puede alcanzar los 60 cm de altura. Sus hojas son de color verde grisáceo, estrechas y alargadas, y sus flores, de color violáceo, son pequeñas, labiadas y se agrupan en espigas terminales muy aromáticas.

    Dónde crece?

    Además de cultivada, crece silvestre en los terrenos calcáreos, secos y soleados al sur de Europa.

    Recolección

    Florece en verano, y las inflorescencias y hojas que se utilizan con fines terapéuticos, se recolectan entre los meses de julio y agosto. Se seca a la sombra, a menos de 35ºC, ya que a mayor temperatura se altera la esencia y se pierde la actividad de la planta.

    Composición

    Destaca su contenido en aceite esencial, pero además contiene taninos, ácidos fenólicos, flavonoides, triterpenos y esteroides.

    Categories: Infecciones, Para el estómago, Picaduras, Tranquilizantes

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *