• Levadura de cerveza, reconstituyente

    levadura de cerveza

    Durante el embarazo y la lactancia aumentan las necesidades de vitaminas del grupo B (especialmente de ácido fólico), así como de magnesio, calcio y hierro. Por eso es conveniente tomar un suplemento dietético que sirve como complemento cuando la ingesta de alimentos naturales es insuficiente para cubrir las necesidades nutricionales.

    levadura de cerveza

    ¿Por qué va bien?

    La levadura de cerveza es la mejor fuente natural de vitaminas del complejo B. Además es rica en sales minerales (fósforo, calcio, silicio, cinc, cobre, hierro), aminoácidos esenciales y sustancias activas. Destaca su efecto reconstituyente y depurativo, al mejorar el estado de la piel, uñas y cabello, y conservarlos sanos y vigorosos. También contiene sustancias activas que colaboran a mantener las defensas y ayuda a regular la función intestinal, al participar en la renovación de su flora. Está indicada en caso de sufrir deficiencia de vitaminas del grupo B o de minerales como el cinc o el hierro.

    ¿Cómo se toma la levadura de cerveza?

    Se encuentra en forma de copos, comprimidos y levadura integral líquida (la más valiosa nutricionalmente). La dosis recomendable es de 1 a 3 cucharadas (10 – 30 g) diarias. Puede tomarse mezclada con sopas, purés, zumos (jugos), ensaladas, yogures, cereales…

    Consejos:

    • La alimentación equilibrada es elemental durante el período gestacional, no sólo para la salud de la madre sino, evidentemente, también para la del feto. Con una dieta saludable y completa ayudamos a prevenir anemias y otro tipo de carencias que pueden terminar provocando estrés, cansancio, irritabilidad y otros síntomas propios del embarazo.
    • La alimentación debe ser completa, ordenada y variada. Se debe basar en frutas, verduras, legumbres, cereales (en lo posible integrales), carnes magras, pescado, pollo y lácteos preferentemente desnatados. Es importante limitar el consumo de alimentos procesados, bollería, bebidas azucaradas, frituras, etc., ya que en muchos casos aportan gran cantidad de calorías y son de escaso valor nutritivo. Así como reducir en lo posible las grasas animales contenidas en mantequillas, embutidos y derivados del cerdo.

    Categories: Plantas para el embarazo, Plantas para la Mujer

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *