• Malva, para gripe y resfriados

    malva sylvestris

    Nombre científico: Malva sylvestris.

    En diversos estudios se ha comprobado que los procesos catarrales de las vías altas son los principales motivos de baja por enfermedad en las guarderías y centros de educación infantil, siendo mucho mayor la incidencia en niños menores de 2 años. Pero no son los únicos, pues le siguen de cerca la gripe, las infecciones gastrointestinales y algunas afecciones cutáneas. Entre las infecciones de las vías respiratorias superiores más frecuentes en los meses de otoño e invierno, el resfriado o catarro nasal, es la más común. Se presenta por síntomas por todos conocidos como: congestión, goteo, estornudos, tos y en ocasiones febrícula (37,5 – 38 ºC). Y si bien no es un trastorno grave sí que puede causar a su vez una otitis media aguda, sobre todo entre los 3 y 5 años, y sinusitis. Además, el inicio del curso escolar suele coincidir con el temido virus causante de la gripe. Produce un cuadro similar al del resfriado común, pero con síntomas de afectación del estado general como fiebre, cefalea, dolor articular… Hoy sabemos que lo sufren especialmente los niños y que éstos la trasmiten a los adultos.

    malva sylvestris

    ¿Por qué va bien?

    La malva se revela como un remedio natural de gran eficacia para calmar y ablandar los catarros de garganta o bronquios, reducir la mucosidad, conseguir alivio en caso de anginas y todo tipo de afecciones respiratorias, así como en procesos gripales.

    ¿Tiene otros usos?

    Las flores de malva también se utilizan como reguladoras del tránsito intestinal, debido a que son ligeramente laxantes. Es, por tanto, la infusión más adecuada en el caso de niños y ancianos que padezcan estreñimiento. A nivel externo, las flores de malva hervidas, escurridas y aplicadas en forma de cataplasma ayudan a eliminar granos y forúnculos de la piel.

    ¿Cómo se toma la Malva?

    En forma de jarabe es más efectivo si lo que se tiene es un resfriado o gripe. Se pueden tomar hasta 3 cucharaditas al día. La infusión (3 tacitas al día en ayunas) es mejor tomarla en caso de sufrir algún episodio de estreñimiento.

    Consejos para la gripe y resfriados:

    • Reposo mientras se tiene fiebre.
    • Evitar fumar delante del niño, pues puede empeorar sus síntomas de resfriado.
    • Ofrecerle líquidos en abundancia como agua, zumos de frutas y caldos. Los líquidos ayudan a fluidificar el moco, con lo que se elimina más fácilmente.
    • Tomar alimentos que ayuden a recuperarse antes: son especialmente saludables las frutas, verduras y hortalizas, ya que proporcionan vitaminas, minerales y elementos antioxidantes, como la vitamina C, que favorece la producción de defensas.

    Categories: Estreñimiento, Gripe y resfriados, Plantas para el Acné, Plantas para los Niños

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *