• Olivo, para la tensión

    olivo - oleo europea

    Nombre científico: Oleo europea.

    La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias al ser impulsada por el corazón. En general, para un adulto, se habla de presión normal cuando la máxima está por debajo de 140 mmHg y de 90 mmHg la mínima. Se considera hipertensión cuando se sobrepasan persistentemente estos valores. Cuanto más difícil le resulte a la sangre circular por las arterias, mayor será la sobrecarga del corazón y mayor será, por tanto, la tensión. Uno de los riesgos más frecuentes es que muchas de las personas que sufren hipertensión no lo saben, ya que no presenta ningún síntoma. Así, es aconsejable tomarse la tensión de forma regular con el fin de asegurarse de que se mantiene dentro de los valores normales, algo especialmente recomendable en los hombres para evitar problemas mayores, pues las mujeres en edad fértil están más protegidas frente a los trastornos cardiovasculares, gracias a las hormonas. La fitoterapia propone remedios naturales capaces de reequilibrarla.

    olivo - oleo europea

    ¿Por qué va bien?

    Las hojas del olivo destacan por la acción hipotensora que ejercen, atribuida a la presencia de oleaceína, a la que también deben su acción vasodilatadora, diurética, febrífuga y espasmolítica. Además, tanto las hojas como el aceite de oliva disminuyen los niveles altos del colesterol. Por esto, se recomienda en la prevención de enfermedades coronarias y en otros trastornos asociados a la hipertensión como cefaleas, vértigos, etc. También se utiliza en el tratamiento de alteraciones circulatorias leves.

    ¿Tiene otros usos?

    Del olivo, además de las hojas se aprovechan sus frutos, las olivas, que tienen en su parte carnosa una gran cantidad de aceite, grandes cualidades con respecto a los demás aceites del mercado y que tarda mucho en enranciarse, por lo que resulta muy útil en farmacia para preparar numerosos medicamentos. En concreto, disminuye el colesterol, es ligeramente laxante y, por vía externa, es emoliente.

    ¿Cómo se toma el Olivo?

    Para lograr el beneficio como hipotensor, puede tomarse 3 o más tazas al día de infusión de las hojas, que se prepara con una cucharadita de postre de hojas (mejor frescas) por taza de agua caliente, y se deja reposar 10 minutos. Si se prefiere, las hojas también se pueden tomar en forma de cápsulas. En cuanto al aceite, basta con tomar un par de cucharadas repartidas a lo largo del día.

    Consejos para la hipertensión:

    • Reducir la ingesta de sal.
    • Seguir una dieta mediterránea.
    • No fumar.
    • Evitar el exceso de alcohol.
    • Hacer ejercicio.
    • Mantener a raya el estrés.

    Categories: Colesterol, Estreñimiento, Plantas para el Hombre, Problemas Circulatorios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *