• Zaragatona, antiestreñimiento

    zaragatona

    Nombre científico: Plantago psyllium.

    Durante el embarazo muchas mujeres sufren problemas de estreñimiento, provocado por el aumento del tamaño del útero que, al comprimir el colon, dificulta la evacuación de las heces. De ahí que se agrave al final. Para corregirlo es fundamental beber mucho líquido, consumir alimentos ricos en fibra y dar un buen paseo todos los días. Además, podemos recurrir a la Zaragatona.

    zaragatona

    ¿Por qué va bien?

    Es la riqueza en mucílagos lo que explica su suave acción laxante mecánica, que no irrita las mucosas intestinales. Esto es debido a que estos mucílagos, en contacto con el agua, se hinchan aumentando su volumen considerablemente. Así, se incrementa el volumen de las heces, estimulando los movimientos peristálticos del intestino, lo que se traduce en una deposición sana y sin esfuerzo. Además, estos mucílagos arrastran consigo grasas y otras sustancias nocivas, por lo que complementa su acción laxante con una acción hipolipemiante e hipoglucemiante.

    ¿Tiene otros usos?

    Es antiinflamatoria y suaviza las mucosas, y está también indicada en diversos trastornos digestivos como la acidez de estómago, el síndrome del colon irritable, la colitis ulcerosa y en dolencias urinarias como la cistitis. En uso tópico esta planta se ha usado mucho en caso de abscesos, furúnculos, heridas, eccemas y quemaduras. En todas estas aplicaciones externas ha demostrado tener buenas acciones antiinflamatorias y demulcentes.

    ¿Cómo se toma la Zaragatona?

    Se puede tomar la maceración: se pone en agua 1 cucharada sopera de semillas y se deja en maceración durante media hora. Se debe tomar en ayunas con otro vaso de agua, aunque lo mejor es tomarla ya preparada, o en cápsulas o bien en sobres, sin olvidar que para beneficiarse de sus virtudes es imprescindible beber mucha agua. Si existiera dolor abdominal sin conocer la causa, no se debe tomar sin antes consultar con un médico.

    Consejos para el estreñimiento:

    • Fibra: lo ideal es tomar unos 30 g de fibra al día. Para alcanzar estos valores,  basta con seguir una alimentación variada en la que no falten legumbres, verduras y frutas.
    • Beber mucho: la ingesta de líquidos favorece el tránsito intestinal.
    • Ejercicios: la falta de actividad física reduce el movimiento intestinal, lo que favorece la aparición del estreñimiento.

    Categories: Estreñimiento, Plantas para el embarazo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *